Reflexiones Cortas

La Navaja de Ockham


Guillermo de Ockham fue un fraile franciscano, filósofo y lógico escolástico al que se le atribuye un principio metodológico llamado “La Navaja de Ockman”. Este concepto sostiene que en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable.

Los seres humanos somos expertos en complicarnos la vida, tanto nuestra propia vida y, como es peor, la de los demás. Al menos a mí me ha pasado, que para resolver un problema escojo el camino más difícil, el cual muchas veces solo agudiza la situación.

Debemos de darnos cuenta que la solución acertada a cualquier problema suele ser la más sencilla y directa, que comúnmente es la que contiene el menor número de pasos. Sin embargo nos fascina cometer el error de complicarnos en exceso, sobretodo cuando queremos emprender algo nuevo, como una meta de nuevo año, empezar un reto de lectura, empezar un negocio, o en mi caso, el de bajar de peso.

Tengamos presente que cuanto más complicada es la solución, menos probable es que la lleguemos a poner en práctica, y más tiempo será requerido para ver el resultado.

Ya es muy dura la vida como para que vengamos nosotros y la compliquemos más. Seamos resueltos, prácticos, sencillos y simplificados para dirigirnos directamente a la meta o para construirla.

Comparte esta pequeña nota por favor.

A %d blogueros les gusta esto: